El simulacro

El simulacro es un concepto introducido por Baudrillard en la postmodernidad y tiene que ver con la simulación. Pero ¿qué es simular? FINGIR, MENTIR, OCULTAR, APARENTAR, algo que no es y por un momento no hace creer que es. Nos confunde, nos hace dudar, nos muestra algo que pareciera ser pero finalmente es una simulación y nos cuestiona el límite entre lo verdadero y lo falso. 

A partir de esto tenemos realidades con una validez diferente, se vuelve un mundo de diferentes posibilidades. Entonces cuando la obra de arte se empieza a desdibujar entre la representación y elementos fantasiosos que incorporan esta realidad teniendo un juego de posibilidades infinitas, es el momento en el que entramos a la escena del simulacro. Cuando un objeto aparenta ser lo que no es, en ese momento entramos a otra realidad, este tipo de experiencias en un simulacro nos genera una provocación, diversión, reflexiones por que nos hace cuestionarnos estos límites entre la realidad y la ficción.

Para el simulacro Baudrillard lo plantea en cuatro pasos:

  • Realidad.

  • Máscara que imita la realidad.

  • Máscara que oculta paradójicamente la realidad.

  • Máscara de simulacro.

Cualquier obra de arte puede suplantar el proceso de la REALIDAD. Se da mucho en el perfomance, en las instalaciones, en los espacios que generan confusión sobre la realidad.